Despido Colectivo | Programas de Máster y Experto de la Universidad de Alicante | El Club de las Buenas Decisiones - Formación para Empresarios, Managers y Directivos
+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Despido Colectivo | Programas de Máster y Experto de la Universidad de Alicante | El Club de las Buenas Decisiones

Hoy os escribimos el tercer y último artículo sobre los tipos de contratos, centrándonos en aquel que no es a nivel individual, sino que afecta a parte o a la totalidad de la plantilla: Despido Colectivo.

DESPIDO COLECTIVO

Concepto:

Según la extinción de los contratos de trabajo afecte a parte o a la totalidad de la plantilla de la empresa, se entenderá por despido colectivo:

  • La extinción de contratos de trabajo fundada en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción cuando, en un período de 90 días, la extinción afecte al menos a:
    • 10 trabajadores, en las empresas que ocupen menos de 100 trabajadores.
    • El 10% del número de trabajadores de la empresa en aquéllas que ocupen entre 100 y 300 trabajadores.
    • 30 trabajadores, en las empresas que ocupen más de 300 trabajadores.
  • La extinción de los contratos de trabajo que afecten a la totalidad de la plantilla de la empresa, siempre que el número de trabajadores afectados sea superior a 5, cuando aquél se produzca como consecuencia de la cesación total de su actividad empresarial fundada en las mismas causas anteriormente señaladas.

Causas:

El contrato de trabajo podrá extinguirse por despido colectivo basado en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. A estos efectos:

  • Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas.

En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si durante 3 trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas de cada trimestre es inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior (Art. 51.1.2º del ET).

  • Se entiende que concurren causas técnicas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los medios o instrumentos de producción.
  • Se entenderá que concurren causas organizativas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal o en el modo de organizar la producción.
  • Por último, se considerará que existen causas productivas cuando se produzcan cambios, entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado.

Procedimiento:

El procedimiento de despido colectivo se regula actualmente en el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo y de suspensión de contratos y reducción de jornada, aprobado por Real Decreto 1483/2012.

Inicio:

El procedimiento se iniciará por escrito, mediante la comunicación de inicio del procedimiento y de apertura del periodo de consultas dirigida por el empresario a los representantes legales de los trabajadores y a la Autoridad laboral.

En las empresas en las que no exista representación legal de los trabajadores, éstos podrán optar por atribuir su representación para la negociación del acuerdo, a su elección:

  • A una comisión de un máximo de 3 miembros integrada por trabajadores de la propia empresa y elegida democráticamente.
  • A una comisión de igual número de componentes designados, según su representatividad, por los sindicatos más representativos y los representativos del sector al que pertenezca la empresa y que estuvieran legitimados para formar parte de la comisión negociadora del convenio colectivo de aplicación a la misma.

En el escrito de inicio, del procedimiento dirigido a los representantes de los trabajadores, se consignarán los siguientes puntos:

  • La especificación de las causas del despido colectivo.
  • Número y clasificación profesional de los trabajadores afectados por el despido.
  • Número y clasificación profesional de los trabajadores empleados habitualmente en el último año.
  • Periodo previsto para la realización de los despidos.
  • Criterios tenidos en cuenta para la designación de los trabajadores afectados por los despidos.

Además, con el escrito de solicitud de inicio del procedimiento de despido colectivo, la empresa deberá acompañar una memoria explicativa de las causas del despido colectivo y de los restantes aspectos que deben consignarse en el escrito anterior, y del resto de documentación que debe entregarse a los representantes de los trabajadores (Arts. 3 y siguientes del RD 1483/2012).

De forma simultánea, el empresario deberá remitir a la Autoridad Laboral una copia de la comunicación de inicio del procedimiento y de apertura del periodo de consultas entregada a los representantes de los trabajadores, y del resto de documentación que se haya puesto a su disposición.

Recibida la comunicación, la Autoridad laboral lo comunicará a la Entidad gestora de las prestaciones por desempleo y recabará, con carácter preceptivo, informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social sobre los extremos de la comunicación a que se refiere los párrafos anteriores y sobre el desarrollo del período de consultas. Dicho informe deberá ser evaluado en un plazo de 15 días desde la notificación a la Autoridad laboral de la finalización del período de consultas y quedará incorporado al procedimiento.

Periodo de consultas:

El despido colectivo deberá ir precedido de un periodo de consultas con los representantes legales de los trabajadores o, en su caso, con la comisión designada al efecto.  El periodo de consultas tendrá por objeto llegar a un acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

El periodo de consultas tendrá una duración no superior a 30 días naturales, o de 15 en el caso de empresas de menos de 50 trabajadores.

Entre las medidas para evitar o reducir los despidos colectivos se podrán considerar, entre otras, las siguientes:

  • La recolocación interna de los trabajadores dentro de la misma empresa o, en su caso, en otra del grupo de empresas del que forme parte.
  • Movilidad funcional de los trabajadores.
  • Movilidad geográfica de los trabajadores.
  • Modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo de los trabajadores.
  • Inaplicación de las condiciones de trabajo previstas en el convenio colectivo
  • Adscripción de los trabajadores a acciones de formación o reciclaje profesional que puedan contribuir a la continuidad del proyecto empresarial.
  • Cualquier otra medida organizativa, técnica o de producción dirigida a reducir el número de trabajadores afectados.

Entre las medidas para atenuar las consecuencias en los trabajadores afectados, podrán considerarse, entre otras, las siguientes:

  • El derecho de reingreso preferente en las vacantes del mismo o similar grupo profesional que se produzcan en la empresa dentro del plazo que se estipule.
  • Acciones de formación o reciclaje profesional para la mejora de la empleabilidad de los trabajadores.
  • Promoción del empleo por cuenta propia como autónomos o en empresas de economía social, siempre que no persigan la continuidad de la prestación laboral de los trabajadores afectados hacia la misma empresa mediante contratas de obras o de servicios.
  • Medidas compensatorias de los gastos derivados de la movilidad geográfica.
  • Medidas compensatorias de las diferencias salariales con un nuevo empleo.
  • La recolocación externa de los trabajadores a través de empresas de recolocación autorizadas.

La Autoridad laboral velará por la efectividad del periodo de consultas pudiendo remitir, en su caso, advertencias y recomendaciones a las partes que, en ningún caso, no supondrán la paralización ni la suspensión del procedimiento.

Finalización del periodo de consultas:

  • Con acuerdo:

Transcurrido el período de consultas con acuerdo el empresario comunicará a la Autoridad laboral el resultado del mismo, trasladándole copia íntegra del mismo. Asimismo, la empresa dirigirá comunicación a los representantes de los trabajadores y a la Autoridad laboral sobre la decisión final de despido colectivo que haya adoptado y las condiciones del mismo, que en todo caso deberá estar en consonancia con los términos del acuerdo alcanzado en el periodo de consultas.

  • Sin acuerdo:

Cuando el periodo de consultas concluya sin acuerdo, el empresario remitirá a los representantes de los trabajadores y a la Autoridad laboral la decisión final de despido colectivo que haya adoptado y las condiciones del mismo.

En ambos casos las comunicaciones deberán efectuarse en el plazo de 15 días a contar desde la fecha de la última reunión celebrada en el periodo de consultas. Transcurrido ese plazo sin haber procedido a esos comunicados se producirá la caducidad del procedimiento, lo que impedirá al empresario proceder al despido colectivo, sin perjuicio, en su caso, de la posibilidad de iniciar un nuevo procedimiento.

En tal caso, el empresario procederá a la extinción de los contratos de trabajo en la forma prevista en el acuerdo alcanzado con los trabajadores.

La decisión individual de despido se notificará por el empresario individualmente a los trabajadores afectados, observando el procedimiento de extinción previsto para los despidos individuales por causas objetivas, debiendo transcurrir un mínimo de 30 días entre la fecha de la comunicación de la apertura del periodo de consultas a la Autoridad laboral y la fecha de efectos del despido.


Si te ha resultado interesante esta noticia y te interesa mejorar tus conocimientos no te lo pienses y contacta con nosotros. Te informaremos de todos los programas de profesionales para profesionales que tenemos pensadas para ti. ¡Te estamos esperando!

¡Anímate!, abriremos tu mente nuevas experiencias y conocimientos. Aprenderás a tomar decisiones que marcarán tu futuro y el de tu entorno uniéndote a El Club de las Buenas Decisiones.


Fotos de Gerald Altmann en Pixabay y rawpixel.comen Pexels

Todavía no hay ningun comentario. ¡Puedes ser el primero en dejarnos un comentario!

Enviar tu comentario:

Tu email no será publicado.