+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Toma de decisiones: La teoría de los 6 sombreros | Faustí Olmos Grau | Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos Universidad de Alicante

Cuando una persona se enfrenta a un proceso de toma de decisiones, su mente comienza a contemplar una serie de razones y emociones que le llevan a optar por una alternativa.

Los seres humanos cuando pensamos, normalmente lo hacemos siempre desde una perspectiva determinada sin ponernos, en la mayoría de los casos, en punto de vista del otro, lo que hace que, en determinadas ocasiones, surja la confrontación ya que cada participante tira hacia su “lado”. ¿Cómo podemos evitar esto?

El método de los seis sombreros facilita el cambio de actitud, organiza puntos de vista diferentes y se crea un mapa enriquecido para tomar mejores decisiones. Para provocar pensar desde cada uno de esos puntos de vista se utilizan sombreros imaginarios. Cada sombrero simboliza una forma de ver y una manera específica de pensar y cada participante al ponerlos tiene que cambiar de rol.

¿Cuáles son estos 6 sobreros que nos debemos poner?

Sombrero Blanco

La ausencia de color sugiere neutralidad. Este sombrero tiene que ver con la información pura, es objetivo. Es como un ordenador: no tiene emociones y, cuando lo utilizamos, esperamos que nos arroje hechos y cifras, no que discuta con nosotros. Quizás este es el sombrero que más habilidad exige, pues separar los hechos objetivos de las derivaciones subjetivas que suelen llevar aparejadas es una disciplina de mucho rigor. Por lo general, el pensamiento de sombrero blanco suele utilizarse al inicio de la reunión, como telón de fondo para el ejercicio de pensar que viene, y, a lo largo de la reunión, vuelve a acudirse a él para definir la información necesaria que hace falta.

Sombrero Rojo

El fuego, el calor y la pasión propios del sombrero rojo, que se centra en los aspectos no racionales del pensamiento. Se genera la oportunidad de expresar las emociones, los sentimientos y las intuiciones sin necesidad de explicarlos o justificarlos. En las reuniones oficiales y los encuentros de negocios no se permite, por lo general, ya que empañan el pensamiento y que el mejor pensador es quien logra asumir distancia y frialdad frente a los hechos. Como los sentimientos son cambiantes, es conveniente utilizar el sombrero rojo en distintos momentos de la reunión.

Sombrero Negro

El sombrero de la oscuridad, la prevención y la cautela es, quizás, el que más utilizamos en la vida cotidiana, el más arraigado en la tradición occidental. Exige razones que se sostengan por sí mismas. Su carácter es netamente lógico. Busca incidir en el mundo real, anticipándose a las consecuencias reales por lo que resulta de gran utilidad: por un lado, ayuda a decidir si se debe seguir adelante con ella o abandonarla; por otro, señala los puntos débiles de la idea y permite diseñar estrategias para corregirlos. La visión de este sombrero puede encauzar una reunión, al permitir que los participantes corrijan a otros en sus errores.

Sombrero Amarillo

Es un sombrero de la esperanza, del optimismo, del pensamiento constructivo, con el cual se plantean propuestas para propiciar cambios positivos: solucionar un problema, introducir una mejora o aprovechar una oportunidad. Este sombrero se relaciona con la eficacia, con hacer que las cosas sucedan. El pensamiento del sombrero amarillo debe ir más allá y estar fundado en un esfuerzo consciente por encontrar una base lógica que apoye y refuerce el optimismo planteado. Los emprendedores saben bien que hay aspectos muy positivos que no resultan obvios a primera vista, ven valor donde todos ven esfuerzo y complejidad.

Sombrero Verde

Es la vegetación, el crecimiento, la energía. Se trata del sombrero de la creatividad. Permite plantear la posibilidad de huir de las viejas ideas para encontrar otras mejore. Implica estar abiertos al cambio con el fin de hacer mejor las cosas. Muchas personas tienen una tendencia a contentarse con las primeras soluciones que se les presentan, pero si nos ponemos el sombrero verde exploraremos continuamente alternativas nuevas incluso cuando las cosas parecen funcionar bien.

Sombrero Azul

Este es el sombrero del control, que permite organizar el pensamiento. Representa la capacidad de enfocar, cualidad que diferencia al buen pensador del mediocre. La forma más sencilla de centrar el pensamiento consiste en formular una pregunta. Cuando se piensa con el sombrero azul se intenta dar una visión general de lo que se ha logrado, por ello, las recapitulaciones y los resúmenes de lo que se haya planteado forman parte de este tipo de pensamiento. Quien coordina la reunión tiene una función automática de sombrero azul, en la medida en que le corresponde mantener el orden y garantizar que se respete el programa.

La técnica de los seis sombreros para pensar de Edward de Bono es una buena estrategia para mejorar la calidad de nuestra toma de decisiones.

Gracias a ella aplicamos los estilos de pensamiento necesarios para valorar los problemas o los hechos que nos rodean desde todas las perspectivas y enfoques posibles. Las repuestas que emitamos después no solo serán más acertadas, sino que también serán mucho más creativas y originales.


Esta noticia es un resumen de la sesión impartida por Faus Olmos Grau, Socio Director de Espiral, Formación y Coaching en el Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante.

Os dejamos el álbum completo de la sesión.

Si te interesa mejorar tus conocimientos en cualquier rama de los Recursos Humanos no te lo pienses más y contacta con nosotros hoy mismo. Te informaremos de todos los Programas de profesionales para profesionales que tenemos pensados para ti. Aprenderás a tomar decisiones que marcarán tu futuro y el de tu entorno. Abriremos tu mente a nuevas experiencias y conocimientos en El Club de las Buenas Decisiones (CBD).

Un comentario en “Toma de decisiones: La teoría de los 6 sombreros | Faustí Olmos Grau | Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos Universidad de Alicante”

  • JAIME ARTIEDA dice:

    Buenos días en Ecuador:
    Interesante el símil de los sombreros con las diferentes formas de liderar una organización y especialmente una reunión de trabajo. Se entiende que en una reunión una persona puede actuar bajo diferentes sombreros, dependerá de la decisión que haya que tomar.
    Saludos,
    Jaime

  • Enviar tu comentario:

    Tu email no será publicado.