+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Reclutamiento 2.0: las redes sociales para detectar talento
Reclutar en internet y en redes sociales

En el momento actual, Internet y las redes sociales forman parte importante de nuestro día a día. Aunque se iniciaron estrechamente ligadas al mundo del ocio, cada vez ocupan un lugar más destacado en otros ámbitos, abriendo también opciones, cómo no, en el mundo laboral.

Tanto si somos candidatos como reclutadores, las redes sociales son una fuente valiosa de información y oportunidades.

En el primer caso, nos pueden permitir acceder a ofertas que, cada vez en más ocasiones, sólo se publican a través de redes como Linkedin, Facebook o Twitter. En el segundo caso, nos va a permitir acceder a posibles candidatos y poder obtener datos sobre su experiencia e incluso, otros datos que puedan influir a la hora de encontrar el perfil más adecuado para el puesto ofertado. Además, por parte de la organización, nos podemos beneficiar de dichos canales para mostrar el atractivo de la empresa, logrando que el talento desee formar parte de la misma.

Si sabemos utilizar dichos canales nos pueden aportar, en el reclutamiento 2.0 o Social Recruiting, ventajas como las siguientes:

Ahorro de tiempo y de costes

A la hora de localizar y obtener datos de candidatos vamos a obtenerlos de forma más sencilla y con menos coste que a través de otros canales. Esto no quita que conseguir una comunidad y una presencia en redes sea una tarea a la que deberemos dedicar tiempo y cariño.

Vertiente profesional y personal

No sólo conoceremos a los candidatos de forma profesional sino que podremos valorar otros datos más personales que también puedan ser relevantes a la hora de ocupar un determinado puesto y que podrán, por tanto, mejorar los resultados de cada una de las incorporaciones.

Acceso a candidatos pasivos

No sólo accederemos a perfiles de personas que se encuentran en búsqueda activa de empleo sino que podremos localizar candidatos que, sin estar en esta búsqueda, sean ideales para el perfil que necesitamos cubrir.

En este caso queremos atraer a alguien que está trabajando actualmente y no se encuentra en búsqueda de empleo, pero consideramos la persona idónea para ocupar el puesto. En este caso el contacto será distinto y nos permitirá atraer talento adecuado para las necesidades de la organización.

Aumento del número de candidatos

Gracias a las redes podremos tener un mayor alcance para localizar una base de datos mayor de candidatos. Gracias a estas redes, además, la difusión de nuestras ofertas llegará más lejos por el propio atractivo de esta información, que será compartida y viralizada por las propias comunidades a la búsqueda del mejor candidato.

Obtención de gran cantidad de información de los candidatos

Gracias a las redes sociales y a la interacción de cada una de las personas que participan, o participarán, en algún proceso de selección, podemos tener a nuestro alcance más datos que a través de un currículum, por ejemplo.

Desde su forma de relacionarse, hasta sus actividades favoritas o su red de contactos, todo suma para disminuir el error y “fichar” a la persona adecuada.

Disminución del error a la hora de reclutar

Cuantos más datos y más conozcamos el perfil, mayores posibilidades de que encaje en el puesto que nos interesa ocupar.

Ganancia por parte de la empresa de imagen de marca y atractivo para los candidatos.

No sólo podremos acceder a usuarios que puedan estar interesados en nuestros puestos vacantes, también estamos volcando información sobre la marca que va creando nuestra imagen de cara al exterior. Dichas acciones nos pueden ayudar a trabajar nuestro atractivo para posibles futuros candidatos a través del Employer Branding, por ejemplo.

Se acortan distancias. Globalización

Las redes sociales e internet nos permiten acceder a un sinfín de candidatos donde la distancia, a través de estos canales, se reduce y no es un problema. Contactamos de forma global sin asumir costes añadidos.

Estas son sólo algunas ventajas de utilizar estos medios a la hora de localizar talento para nuestra empresa. Estos canales nos aportan mucho valor en este proceso y lo debemos aprovechar. Para ello debemos conocer cómo funcionan y cómo estar presentes en ellos para obtener beneficios y minimizar los riesgos que, por supuesto, también existen.

Lejos de ser el futuro, este es el presente para muchas organizaciones desde hace varios años, ¿utilizas estos medios en tu organización?

Si te ha resultado interesante este artículo, y quieres profundizar en diferentes aspectos sobre Dirección y Gestión de Empresas, Desarrollo de Empresarios y Directivos, Control de Gestión o Dirección de recursos Humanos, desde el Club de las Buenas Decisiones (#CBD), de la Universidad de Alicante, te ofrecemos varios programas, para profesionales, que podrían interesarte:

Máster en Dirección y Gestión de Empresas.

Programas Executive.

Programa Superior en Control de Gestión.

Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos