Conocer el sistema fiscal español | Lorenzo Gil Maciá | Máster en Dirección y Gestión de Empresas | Universidad de Alicante | MDE - Formación para Empresarios, Managers y Directivos
+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Conocer el sistema fiscal español | Lorenzo Gil Maciá | Máster en Dirección y Gestión de Empresas | Universidad de Alicante | MDE

Durante dos sesiones del Máster en Dirección y Gestión de Empresas de la Universidad de Alicante pudimos aprender sobre fiscalidad, de la mano de Lorenzo Gil, para obtener los conocimientos necesarios sobre este importante tema que tanto puede afectar a las empresas y organizaciones. Partiendo desde los conocimientos más básicos sobre la estructura del sistema fiscal español, detallamos los diferentes tipos de impuestos, sus obligaciones y exenciones, así como los detalles más importantes de dichos impuestos.

Comenzamos resolviendo la importante cuestión de:

¿Por qué pagamos tributos?


Para resolverla, de inicio, indicando que lo hacemos porque así lo indica nuestra Constitución en su Artículo 31.1 donde se dice que “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio”.

En esta definición constitucional vemos incluidos principios tales como la generalidad (todos), la igualdad, progresividad, no confiscatoriedad y la importancia de la capacidad económica.

Los tributos se aplican en todo el territorio español, no sin ciertas particularidades como la fuerte autonomía fiscal de País Vasco y Navarra (Régimen foral), o las exenciones en cuanto al IVA, con beneficios fiscales relacionados en Ceuta, Melilla o Islas Canarias.

En España recaudan impuestos diferentes organismos. Partiendo directamente del estado, para incluir impuestos concretos de las Comunidades Autónomas y de las Entidades Locales.

El tributo es, por tanto, la obligación de contenido económico, establecida por ley, en virtud de la cual el Estado u otro Ente público -sujeto activo- se convierte en acreedor del sujeto pasivo o contribuyente como consecuencia de la realización por éste de un acto o hecho que generalmente manifiesta una capacidad económica.

Existen tres tipos de tributos como son los impuestos (exigidos sin contraprestación cuyo hecho imponible está constituido por negocios, actos o hechos que ponen de manifiesto la capacidad económica del contribuyente), las tasas y las contribuciones especiales.

¿Cómo se grava la capacidad económica?


Podemos establecer, en inicio, una triple clasificación, según los impuestos que gravan la renta, el patrimonio y el consumo.

Además de esta clasificación, también podemos conocer los diferentes impuestos según el organismo del que dependan, ya de la Hacienda estatal, de la Hacienda autonómica o de la Hacienda local. Podríamos resumirlos de la siguiente forma:

Impuestos de la Hacienda Estatal y Autonómica


Por imposición directa encontramos los siguientes:


IRPF (Impuesto sobre la renta de las personas físicas)

Grava la renta de las personas físicas (gravan toda la renta según la clasificación anterior).

IRNR (Impuesto sobre la renta de no residentes)

Grava la renta (total) de los no residentes, tanto personas físicas como jurídicas.

IS (Impuesto de sociedades)

Grava toda la renta fiscal de las personas jurídicas

IP (Impuesto de patrimonio)

Grava el patrimonio de las personas físicas

ISD (Impuesto salida de divisas)

Grava la adquisición de bienes y derechos a título lucrativo.  


Por imposición indirecta encontramos los siguientes:


IVA (Impuesto valor añadido)

Grava el consumo de bienes y servicios

ITPAJD (Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados)

Se divide, a su vez, en ITP (grava las transmisiones onerosas inter vivos de bienes y servicios), Operaciones societarias (grava la constitución, aumento y disminución de capital, fusión, escisión, disolución, etc. de sociedades) y AJD (grava la formalización de ciertos actos tales como documentos notariales).

IMPUESTOS ESPECIALES

Grava la matriculación, alcohol y bebidas derivadas, hidocarburos, laobres del tabaco, etc.

IMPUESTO SOBRE SEGUROS


En cuanto a los impuestos de la Hacienda Local, diferenciamos de la siguiente forma entre obligatorios y voluntarios.


Obligatorios:


IBI (Impuesto bienes inmuebles)

Grava la propiedad de bienes inmuebles o la existencia de derechos reales sobre ellos

IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas)

Grava el ejercicio de ciertas actividades empresariales, profesionales y artísticas.

IVTM (Impuesto vehículos tracción mecánica)

Grava la titularidad de vehículos de tracción mecánica


Voluntarios:


ICIO (Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras)

Grava la realización de instalaciones, construcciones y obras

IIVTNU (Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana)

Grava la transmisión de suelo urbano


Dentro de la sesión hicimos este recorrido por los diferentes tipos de impuestos y sus clasificaciones, así como profundizamos sobre algunos de ellos como el IVA, IS o el IRPF, pudiendo conocer de forma más detallada el sistema fiscal de nuestro país.

Todavía no hay ningun comentario. ¡Puedes ser el primero en dejarnos un comentario!

Enviar tu comentario:

Tu email no será publicado.