Comenzamos por el principio: la planificación estratégica | Julián Sánchez | Máster en Dirección y Gestión de Empresas | Universidad de Alicante | MDE - Formación para Empresarios, Managers y Directivos
+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Comenzamos por el principio: la planificación estratégica | Julián Sánchez | Máster en Dirección y Gestión de Empresas | Universidad de Alicante | MDE
JULIAN SANCHEZ PLANIFICACION ESTRATEGICA MDE

Comenzamos las sesiones del Máster en Dirección y Gestión de Empresas de la Universidad de Alicante tras el arranque de su 15 edición, con el módulo de planificación estratégica, fundamental y básico para la empresa y su supervivencia y obtención de resultados. En este caso estrenamos el Máster y el Módulo con la sesión de planificación estratégica de Julián Sánchez, partiendo por definir el concepto de estrategia que consiste en determinar lo que uno quiere hacer, pero también lo que uno no quiere hacer.

Definir y conocer esto en la empresa es fundamental.

También abordamos durante la sesión aspectos como los elementos intangibles de la estrategia, que nos hacen tomar determinadas decisiones y que son fundamentales como los valores, la ética, la marca, etc.

No debemos obviar el liderazgo y las personas que ostentan estos cargos en las organizaciones puesto que también son estratégicas, muchas veces son el motivo de que otras personas estén, o no, en una empresa.

Julián, para partir en la sesión nos plantea la idea de cambiar, de estudiar, de planificar, de dejar de hacer las cosas de una forma porque siempre se han hecho así, de evaluar cómo hacerlas con criterios estratégicos que nos ayuden a obtener verdaderos resultados.

Sólo hay 3 cosas seguras en la vida: la muerte, los impuestos y que la estrategia de hoy no funcionará mañana.

La estrategia, por definición, consiste en tomar decisiones complejas en condiciones de incertidumbre, con consecuencias importantes a largo plazo. Por lo tanto, requiere periodos sustanciales de reflexión y consideración cuidadosa e imperturbable.

El liderazgo no consiste sólo en hacer cosas, sino también en pensar y hay que dedicar tiempo a ello. Los líderes no pueden estar ahogados por las tareas del día a día, necesitan tener tiempo para pensar en aspectos como los siguientes:

¿Hay algo que no encaja?

¿Es la organización consistente con la estrategia?

¿Por qué hacemos las cosas de este modo?

¿Qué pasaría si lo cambiamos y replanteamos?

Además, aunque nos encontramos en planificación no podemos obviar que dicha estrategia deberá ejecutarse y plantearla teniendo en cuenta también estos aspectos puesto que, por muy bien que esté planteada, por mucha calidad que tenga la estrategia trazada, puede haber una brecha en la ejecución debida a diferentes barreras de la ejecución estratégica como las siguientes:

  • Barreras de estructura. No se alinea la estructura con la estrategia.
  • Barreras de presupuesto. No se liga el presupuesto con la estrategia.
  • Barreras ejecutivas. El equipo directivo no invierte tiempo en discutir y planificar la estrategia.
  • Barreras por incentivos. No se integran los incentivos a la estrategia en los equipos.
  • Barreras de conocimiento. Los trabajadores no entienden la estrategia o, a veces, incluso, no la conocen.

La estrategia consiste también, por tanto, en leer el entorno y reaccionar, en planificar, por supuesto, pero sin olvidar realizar las acciones y reflexiones oportunas para ejecutarla de la mejor forma y no perder efectividad en el camino. Sobre implantación de estrategia hablamos en la sesión de Paco Belda del MDE.

Para finalizar este artículo no podemos olvidarnos de indicar e incluir, aunque de forma breve y directa, las fases de la dirección estratégica, que serían las siguientes:

  • Análisis estratégico. Este análisis es fundamental y para realizarlo contamos con muchas herramientas que nos pueden ayudar a trabajarlo tanto de forma interna como externa.
  • Formulación estratégica. La realizamos tanto a nivel corporativo como a nivel competitivo.
  • Implantación de la estrategia. Es otro paso fundamental para que no nos desviemos de la formulación estratégica y debemos vencer las barreras anteriormente mencionadas.
  • Retroalimentación de la estrategia establecida. Implica ver resultados, evitar desviaciones y continuar mejorando las futuras formulaciones estratégicas en base a los resultados obtenidos.

Seguiremos avanzando en cuanto a contenidos, por supuesto, ya que el Máster en Dirección y Gestión de Empresas nos permite tener una visión global de los múltiples aspectos de la gestión y dirección de una organización, pero hemos empezado por el principio, por esta planificación estratégica que es fundamental abordar tanto en nuevas empresas como en las ya existentes en un proceso estratégico de mejora que nunca para, que siempre se encuentra en alguna de las fases mencionadas.

En las próximas semanas seguiremos compartiendo contenidos y enseñanzas de los docentes que nos acompañarán en el MDE, te invitamos a seguir formándote con nosotros y conociendo más de aspectos sobre la gestión y dirección de empresas.

En este enlace puedes ver el álbum de fotos de la sesión de Planificación Estratégica con Julián Sánchez.

Todavía no hay ningun comentario. ¡Puedes ser el primero en dejarnos un comentario!

Enviar tu comentario:

Tu email no será publicado.