Todos al servicio de la innovación. - Formación para Empresarios, Managers y Directivos
+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Todos al servicio de la innovación.

La empresa ha encontrado un nuevo filón para ser competitiva. El talento de las personas al servicio de las organizaciones –y no sólo el de los directivos- supone un valor añadido para las empresas que sean capaces de identificarlo y desarrollarlo.

Sin embargo este filón conlleva ciertas dificultades para su explotación: necesita un cultivo especial que requiere una serie de cuidados en forma de sutileza, sensibilidad y también habilidades. Como parte del Capital del Conocimiento, el talento es un intangible que conlleva cierta dificultad para su gestión.

Tal como entendemos el talento, algo parecido a las ideas geniales e innovadoras, sólo ha sido apreciado tiempos atrás en determinadas actividades que apenas se han valorado en la empresa convencional. La publicidad, el cine, los medios audiovisuales, entre otras “artes”, han reconocido siempre la creatividad de las personas, pero la empresa clásica para ser más competitiva entendía más crítica la inversión financiera, la tecnología y las técnicas de management que todos conocemos.

Los sistemas de gestión empresarial que pusieron la capacidad creativa de las personas en lugar destacado de la empresa moderna son los que ahora marcan la pauta y la utilizan como un recurso productivo más en la cadena de valor.

En el nuevo entorno en que se desenvuelve la empresa globalizada, el mayor valor diferencial será la innovación que aporten sus directivos y el resto de las personas al servicio de esa organización. El I+D+i no sólo estará presente en el departamento que persigue nuevos productos patentables sino en el conjunto de las áreas funcionales de la organización moderna.

Todos al servicio de la innovación, sería el lema a seguir para la empresa en la nueva era del talento.

Para gestionar el talento, hay que señalar primero las competencias que nos sirvan para identificar este valor en las personas, discriminando el que pueda ser apropiado en cada momento. Luego se trata de gestionarlo en todo un proceso que va desde el reclutamiento de profesionales hasta la manera de fidelizarlos a la empresa a través de una serie de acciones motivadoras: política retributiva, carrera profesional, etc. Paso a paso pero a la vez dentro de una estrategia global en busca de un único objetivo.

La empresa que sea capaz de situar el talento como sistema operativo estará en mejor posición para ser competitiva y sobrevivir en el futuro, cosa harto difícil.

José Antonio Carrión

Un comentario en “Todos al servicio de la innovación.”