¿Podrá Pepe irse a trabajar a Alemania? - Formación para Empresarios, Managers y Directivos
+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
¿Podrá Pepe irse a trabajar a Alemania?

Décadas después, parece que la historia se repite, las economías de los países del viejo continente marchan, como poco, a dos velocidades y de nuevo Alemania se convierte en la locomotora de Europa mientras que España, por decirlo suavemente, no parece ir en los primeros vagones.

Este escenario propicia desequilibrios que, entre otros efectos, provocan flujos migratorios. La teoría económica y la experiencia nos dicen que este fenómeno ayuda a equilibrar tanto social como económicamente a los países afectados. De manera muy resumida, podríamos decir que, por un lado para los estados de origen suponen una válvula de escape a las tensiones y conflictividad social y una entrada de capitales derivados de transferencias de los trabajadores emigrados y para los de destino, la llegada de mano de obra necesaria para poder continuar con su senda de crecimiento económico.

Así pues no es de extrañar que Angela Merkel, canciller alemana, anunciara la semana pasada que necesita entre 500.000 y 800.000 trabajadores extranjeros, preferiblemente españoles o portugueses.

Es verdad que, en cuanto a movilidad laboral, los españoles tendemos a ser bastante inmovilistas. Será que nos preocupa la barrera del idioma, será que tenemos unas muy buenas redes sociales y familiares en las que apoyarnos cuando tenemos dificultades, será que desde relativamente jóvenes nos atamos a una hipoteca… sea por lo que sea, es cierto que nos cuesta movernos geográficamente incluso dentro de nuestro país, aunque parece que con la crisis esta tendencia cambia ligeramente.

Probablemente la mayor diferencia esta vez estriba en que Alemania reclama trabajadores cualificados y que buscan a los mejores. Ciertamente no se caracterizan los alemanes por conformarse con menos, sin embargo, ya se alzan voces alegando que si dejamos ir a todos estos trabajadores formados, si dejamos que se nos escape todo este talento en un país con una de las mayores tasas de NiNis ¿quién nos sacará entonces de esta situación?.

Y yo me pregunto, mejor dicho, os pregunto a vosotros ¿qué creeis qué es mejor?¿que todo este capital humano se quede aquí para intentar sacarnos de la crisis o que emigre y el país se beneficie de las ventajas que ésto ofrece?

José Luis Gascó es Director del Master de Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante.

Un comentario en “¿Podrá Pepe irse a trabajar a Alemania?”