Los momentos de la verdad en la Comunicación Corporativa | Programas de Máster y Experto de la Universidad de Alicante | El Club de las Buenas Decisiones - Formación para Empresarios, Managers y Directivos
+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Los momentos de la verdad en la Comunicación Corporativa | Programas de Máster y Experto de la Universidad de Alicante | El Club de las Buenas Decisiones

La comunicación es fundamental y está presente en todos los ámbitos de la vida. Allá donde hay personas, hay comunicación.

En las organizaciones y empresas, hay personas, son personas quienes las forman, por tanto, la comunicación está presente y es fundamental, como en otros diferentes ámbitos de la vida.

En este caso utilizamos el concepto de Comunicación Corporativa, porque tiene que ver con la empresa, y se realiza a nivel profesional.

Partiendo del esquema básico de la comunicación (que estamos seguros que has visto en muchas ocasiones) y que está formado, principalmente, por un emisor y receptor, que emiten un mensaje a través de un canal y con un código compartido, cuando hablamos de Comunicación Corporativa, hablamos de que el emisor es la empresa y el receptor son los diferentes públicos con los que esta se relaciona. 

Hoy, más que en ninguna época, la imagen de la empresa es un valor corporativo de primer nivel, y esto es importante a la hora de comunicar en la misma.

Cuando hablamos de comunicar pensamos que partimos de una premisa de voluntariedad, es decir, comunicamos porque queremos y lo que queremos, pero esto no es realmente así porque nos enfrentamos a la realidad de que no podemos dejar de comunicar, de que es imposible no hacerlo.


Cuando no queremos emitir ningún mensaje, en realidad, también estamos comunicando.

¿Podemos dejar de comunicar en algún momento?

La parte intencional no siempre está porque, queramos o no queramos, siempre comunicamos, es lo que en el ámbito de la comunicación y la publicidad se denomina comunicación no intencional.

En marketing, a todos los momentos de contacto con los diferentes públicos o stakeholders de la empresa se les denomina con el concepto que queremos presentarte hoy en este artículo, momentos de la verdad.

Estos momentos ocurren y están presentes de forma constante, aunque no tengamos intencionalidad de comunicar. Para controlarlos, en cierta forma y dentro de lo posible debemos cuidar la comunicación de dichos momentos de la verdad, y para ello nos resultará muy útil auditarlos y listarlos, teniendo controlados cuáles son.

De esta forma podremos “controlar” un poco más el contacto con los públicos para que nuestra comunicación corporativa sea eficaz y trabaje para formar una imagen coherente y consistente de nuestra organización.

Un momento de la verdad, además, no está definido por un contacto físico, sino que ni siquiera este es necesario, y más en los tiempos actuales. Un momento de la verdad ocurre cuando alguien entra en contacto con cualquier elemento de la empresa ya sea éste físico, online o, incluso, que tenga que ver con cartelería, infraestructuras o cualquier otro elemento que haga referencia a la organización.

Gracias a estos momentos de la verdad, los públicos van conformando en sus mentes la imagen sobre la empresa y organización, por eso es importante, en la medida que nos sea posible, tener un listado y auditoría de estos puntos y tratar de controlarlos, enviando un mensaje consistente y adecuado, intentando disminuir al mínimo la no intencionalidad de nuestra comunicación.

La imagen que los públicos tienen de mi empresa es algo relevante, porque puede significar la diferencia entre unos resultados u otros, y es lo que nos diferencia de otras empresas en un mundo altamente competitivo como es el actual.

Por este motivo, a través de la comunicación corporativa, buscamos influir en esta imagen, construirla, pero no podremos hacerlo sin tener en cuenta este concepto importante que te presentamos en este artículo, los momentos de la verdad.

¿Tienes definidos estos puntos de contacto en tu organización?

¿Controlas cómo comunicas en estos diferentes momentos?

¿Es coherente la imagen que transmites?

Es fundamental auditarlo e intentar controlarlo en la medida de lo posible, porque, sin darnos cuenta, podemos trasladar mensajes incoherentes o contradictorios que no permitirán que controlemos, en cierta forma, la imagen que los públicos tienen sobre mi empresa.

Si pensamos un poco y para entender mejor el concepto, te invitamos a pensar en algún ejemplo que hayas vivido en este sentido, con alguna organización.

Seguro que te viene algún ejemplo de empresa que, a través de publicidad, por ejemplo, intenta enviar mensajes concretos y que, cuando has interactuado con ella a través de otros canales, como el online o el telefónico, nos muestra realidades totalmente diferentes a la atención o disposición que trabajan en su publicidad.

Esta incoherencia hace mucho daño a la marca y a la imagen que tenemos de ella. Por eso hemos de ser conscientes y abordar este ámbito de forma real y coherente.

Lejos de ser un aspecto a trabajar solo por grandes organizaciones, todas las empresas, sea cual sea su tamaño, han de preocuparse por su imagen y por cómo la comunican, ya que, como adelantábamos, es un valor de primer nivel en el mundo actual.

¿Te has parado a pensar alguna vez en ello? ¿Lo tienes en cuenta en el día a día de tu empresa?

¿Hasta qué punto es importante cómo comunicas en tu organización?

¿Tienes algo parecido a esta auditoría de tus momentos de la verdad?

Si quieres conocer más información sobre nuestros programas formativos, puedes hacerlo en la oferta formativa completa donde encontrarás el Máster en Dirección y Gestión de Empresas,  Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos, Programa Superior de Control de Gestión, Programa Superior de Transformación Digital en Recursos Humanos y nuestros Programas Executive y Programas Online.

Todavía no hay ningun comentario. ¡Puedes ser el primero en dejarnos un comentario!

Enviar tu comentario:

Tu email no será publicado.