+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Creatividad Gerencial | Javier Crespo | Programa Executive de Creatividad Gerencial. Innovación en la Gestión y Dirección de Empresa

Hace unos meses que tuvo lugar la primera edición del Programa Executive de Creatividad Gerencial. Innovación en la Gestión y Dirección de Empresa impartido por Javier Crespo en la Universidad de Alicante.

Hoy, queremos escribir sobre la base que sustenta a las diferentes metodologías abordadas en el programa: la creatividad.

“Innovar e inventar son los resultados de aplicar la creatividad”.

Saber qué es realmente la creatividad y entender cómo funciona será clave para descubrir y potenciar la creatividad que existe en cada una de las personas y cómo poderla potenciar tanto en el sentido individual como en el colectivo para dirigir, liderar y colaborar en un equipo, por ejemplo, de trabajo.


¿QUÉ ES LA CREATIVIDAD?

«La creatividad es la capacidad de hacer que una idea llegue, a través del conocimiento y su desarrollo, a ser una realidad».

Por ello, podemos detectar dos tipos de creatividad:

  1. La creatividad de inventar enfocada a crear algo nuevo, desde cero
  2. La creatividad de innovar enfocada a mejorar algo existente.


¿CÓMO FUNCIONA LA CREATIVIDAD?

Según Jorge Wagensberg, en su libro sobre la Teoría de la Creatividad, “una idea es una sospecha de conocimiento”.

Algo que es totalmente cierto ya que, a menudo, se confunde el tener ideas con ser creativo y, para llegar ser creativo, es imprescindible tener conocimiento y capacidad de desarrollar.

De esta forma llegamos a que una idea, apoyada en el conocimiento y en su posterior desarrollo, pueda llegar a generar la creatividad. Y puede porque la creatividad es todo aquél proceso que termina en un resultado real y positivo.

Por tanto la creatividad, tanto individual como colectiva, se basa en poner en movimiento estas tres fases de forma ordenada sabiendo que el punto de origen está siempre en generar una idea, a continuación armarla de todo el sentido común a través del conocimiento y, por último, ser capaces de desarrollarla.

Estos tres conceptos que conforman la creatividad son las denominadas Fuerzas Creativas. Todas ellas fundamentales y necesarias para que se cumpla la creatividad.

Para su mayor comprensión, observemos las aspas de un molino eólico. Para que se muevan es importante que las fuerzas de las tres aspas estén perfectamente equilibradas.

Imaginemos que cada una de esas aspas corresponden a una de las fuerzas creativas (idea, conocimiento y desarrollo). Pues bien, al continuo movimiento formado por las tres fuerzas creativas le denominamos Energía Creativa, siendo el “Molino Creativo” el que la genera.

El “Molino Creativo” dará tantas vueltas como sean necesarias hasta lograr que la idea se convierta en realidad. Si al final del proceso el resultado que tenemos no es el que buscábamos, volveremos al punto de partida de la idea para dar otra vuelta al proceso.

Es por ello que es muy importante que las fuerzas creativas se entiendan con una igual intensidad para la generación estable de energía creativa.


ENERGÍA CREATIVA

La energía creativa consiste en transformar el pensamiento, individual o colectivo, en creatividad.

Para ello se necesita poner en movimiento, como si se tratara de un molino eólico, las tres aspas que lo forman (la idea, el conocimiento y el desarrollo) y generar así la energía creativa adecuada. Para lo que deben también cumplirse unas condiciones y entorno adecuado.

La idea se mueve gracias a la imaginación, inicialmente “innata”.

La imaginación innata es un “potenciador creativo” de la idea y tiene su origen en la genética y en el entorno en que uno se haya educado o crecido. Pero, cualquier persona con las actitudes adecuadas, puede llegar a tener imaginación.

  • La idea, a través de la imaginación, es capaz de visualizar o percibir algo que no existe aún.

En esta fase, nuestro pensamiento emocional e irracional nos hace trabajar la imaginación sabiendo que su fin es resolver una necesidad concreta. En la idea, nos ayudamos de procesos de Visual Thinking.

  • El potenciador creativo del conocimiento es, sin embargo, la experiencia adquirida y su capacidad para gestionarla.

Esta fase no es innata, obviamente, por lo que para su aprendizaje hemos de apoyarnos en técnicas conceptuales. En la fase del conocimiento, nos ayuda trabajar con metodologías basadas en el Design Thinking.

  • El desarrollo, en cambio, se mueve por medio de la motivación, que es provocada por la aprobación que el conocimiento da a la idea propuesta y, a través de su saber hacer, visualiza el resultado final. Lo cual aumenta aún más la motivación para desarrollarlo.

Es por ello que la motivación es el “potenciador creativo” del desarrollo y uno de los poderes más importantes para conseguir llegar a generar la creatividad. En este proceso trabajamos a través del Creative Thinking.


Todo esto es tan solo un breve resumen de lo que hemos aprendido, por medio de de la realización de múltiples ejercicios prácticos, con Javier Crespo, Consultor Creativo y especialista en Branding, durante la 1ª edición del Programa Executive de Creatividad Gerencial. Innovación en la Gestión y Dirección de Empresa de El Club de las Buenas Decisiones y Fundeun que tuvo lugar en la Universidad de Alicante durante el pasado mes de febrero.

Si no quieres quedarte atrás y estás dispuesto a aprender y/o reciclarte para optimizar los resultados de tu empresa (o los tuyos propios), no lo dudes más y contacta con nosotros. Estaremos encantados de darte la bienvenida a nuestro exclusivo Club: El Club de las Buenas Decisiones.

Imagen de portada extraída de Freepik.

Todavía no hay ningun comentario. ¡Puedes ser el primero en dejarnos un comentario!

Enviar tu comentario:

Tu email no será publicado.