Costes basado en las actividades (ABC) | Leandro Martín | Programa Superior en Control de Gestión | PCG - Formación para Empresarios, Managers y Directivos
+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Costes basado en las actividades (ABC) | Leandro Martín | Programa Superior en Control de Gestión | PCG

Compañías con muchos productos, grandes costes indirectos y una gran competencia externa están adoptando el sistema de costes basado en las actividades (Activity Based Costing o ABC). 

Este sistema se basa en el principio de que la actividad es el elemento que consume recursos y por lo tanto costes, y de que a su vez son los productos los que consumen actividades.

El sistema ABC implica para la empresa preguntas del tipo ¿qué actividades agregan valor?, ¿cuáles son las actividades que más cuestan a la empresa?, ¿qué actividades se pueden ejecutar de forma más eficiente?, ¿qué clientes son más o menos rentables?, ¿cuales son los canales de distribución más económicos?

Como Controllers saber las respuestas a estas preguntas ayudará a disponer de un mayor grado de conocimiento de los costes que se generan en la empresa y sobre qué actividades actúan, permitiendo analizar y optimizar procesos, y por ende la aportación de valor a la compañía en la toma de decisiones.

Si tenemos una percepción realista del coste podremos tomar decisiones de tipo estratégico, como por ejemplo, podremos segmentar el mercado, optimizar los canales de distribución y / o diseñar estrategias de mercado.

Hay una serie de elementos que componen el sistema ABC, como son los recursos, los centros de coste y la actividad.

Cuando hablamos de recursos nos referimos a todos los costes y elementos que son necesarios para la elaboración de productos o prestación de servicios, como podrían ser los materiales, maquinaria o salarios.

Los centros de coste, serían el nivel más bajo de detalle por el cual los costes son acumulados y distribuidos.

Y en relación a la actividad nos referimos aquí al conjunto de acciones o tareas que generan costes y que están orientadas a la obtención de un producto o servicio que permita añadir valor a la organización y a sus clientes, siendo fundamental entender la diferencia entre actividades y tareas. Cabe mencionar que las actividades las podemos clasificar en distintas perspectivas, como por ejemplo según la categoría, según la frecuencia en su ejecución y / o según la capacidad para añadir valor al producto o servicio.

Encontramos una serie de factores que influyen significativamente en la ejecución y los costes de una actividad, que además dan a conocer las causas por las que los costes se producen. Estos reciben el nombre de Inductores del coste. En el sistema ABC encontramos dos tipos, llamados Cost Drivers o Activity Drivers.

Una compañía que desee implementar un sistema de costes basado en las actividades deberá tener en cuenta las siguientes fases:

  1. Analizar la estructura de la compañía. Es imprescindible tener un buen conocimiento de todas las áreas, departamentos y procesos de la organización, ya que la implantación del sistema implica imputar costes a actividades de diferentes centros de coste de forma transversal.
  2. Analizar las actividades e imputar los costes y gastos fijos a las actividades que recogen los diferentes centros de coste.
  3. Asignar los costes a los productos, de forma que se imputarán los correspondientes costes directos y los costes indirectos a través de las actividades.

Cabe mencionar que en cada una de las fases se establecen una serie de etapas que ayudarán a desarrollar el modelo, como pueden ser la localización de los costes indirectos en los centros, la elección de los inductores de costes de actividades, la asignación de los costes de las actividades a los productos, etc.

Como podemos ver, el método de costes basado en las actividades (ABC) implica conocer al máximo detalle todas las actividades que convergen en la empresa. En función de cómo sea nuestra organización deberemos adaptar y clasificar las actividades de modo que nos permita visualizarlas y entenderlas de la forma más clara posible.

En el  Programa Superior en Control de Gestión, de la Fundación Empresa Universidad de Alicante, no sólo analizamos cuál es el papel del controller en la gestión de costes con Leandro Martín, Global Business Controlling Operations Director en GRIFOLS, sino que también aprendemos sobre el diseño de modelos de gestión de costes que permiten a las empresas mejorar su eficacia.

El Programa prepara para obtener la certificación CCA Certificate® de Global Chartered Controller Institute, siendo éste el certificado de referencia en control de gestión a nivel global.

Si te interesa ampliar tus conocimientos en este campo, contacta con nosotros. Te informaremos de todos los Programas que facilitarán tu crecimiento profesional. Aprenderás a tomar decisiones que marcarán tu futuro y el de tu entorno, y formarás parte de el Club de las Buenas Decisiones.

Todavía no hay ningun comentario. ¡Puedes ser el primero en dejarnos un comentario!

Enviar tu comentario:

Tu email no será publicado.