Cómo definir objetivos de forma realmente eficiente - Formación para Empresarios, Managers y Directivos
+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Cómo definir objetivos de forma realmente eficiente
Objetivos realmente eficientes

Mucho oímos hablar, en estos primeros días del año, de objetivos que cumplir. Y muchos de estos objetivos nos los volvemos a plantear, año tras año, casi sin cambios, porque no hemos conseguido llegar a su consecución.

Y muchas veces no llegamos a nada porque estamos errando en la propia formulación de dichos objetivos que no acaban siendo más que meros deseos o sueños, que no llegan a aterrizarse y hacerse reales, construyendo un plan de acción a partir de ellos que haga que, por fin, se conviertan en realidad y nos hagan avanzar.

No estamos acostumbrados a plantear objetivos eficientes ni en nuestra vida personal ni profesional. Pero no sólo nos ocurre a nosotros, también a las empresas. Muchas veces no nos paramos a pensar en la parte más estratégica, que hará que las acciones estén mejor o peor encaminadas u obtengan mayores o menores resultados.

A la hora de plantear objetivos deberemos asegurarnos de que éstos cumplan unos requisitos mínimos para definirlos como eficientes.

En cuanto a cuáles han de ser dichos requisitos se ha escrito mucho, pero nos quedamos con la clasificación SMART, por su sencillez y fuerza, tanto para tenerla en cuenta como para recordarla siempre que nos planteemos nuevos objetivos a cumplir.

Objetivos SMART

SMART es la inicial de cada una de las 5 características básicas que ha de cumplir un objetivo cuando vamos a definirlo. Además, será un objetivo “inteligente” o eficiente, porque nos ayudará a su consecución.  Y las características son:

S de Specific (Específico)

Normalmente solemos definir objetivos bastante genéricos que no se concretan lo suficiente.

Por ejemplo, ese objetivo tan común de “Quiero adelgazar”. Pero, ¿cuánto?

Debemos concretar porque esto marcará la diferencia en la intensidad con que intentemos algo y, también, nos facilitará medir el éxito en el objetivo planteado.

Si no defino nada más 200 gramos menos ya serán un éxito, ¿no? Pero, ¿realmente es lo que quiero conseguir?

M de Measurable (Medible)

Debemos establecer los indicadores (KPI) que marcarán si he alcanzado, o no, el objetivo marcado.

Gracias a la definición específica de los mismos sabré qué quiero conseguir pero debo definir también cómo voy a medirlo. Si algo no es medible, nunca podré saber si he logrado el objetivo planteado.

Muchas cosas pueden medirse, en este punto habremos de definir cómo lo haremos y qué indicador nos dirá si he logrado el éxito o no en mi objetivo.

A de Attainable (Alcanzable)

De poco sirven objetivos que sé de antemano que serán imposibles de conseguir. Para que realmente me motiven y me muevan a la acción deberán ser retadores pero conseguibles. No hay nada que desmotive más que un objetivo que tengo claro que no es posible que consiga.

R de realistic (Realista)

En mi opinión muy ligado al anterior, por eso también se utiliza la R para hablar de que han de ser Relevantes.

El objetivo ha de ser importante y, como hemos dicho, retador, pero siendo realista.

T de Timely (Definido en el tiempo)  

Es otro de los apartados más relevantes. Si no marcamos fechas para los objetivos los iremos abandonando o posponiendo, lo cual dificultará o arruinará los resultados.

Un objetivo siempre ha de ir unido a una fecha límite para lograrlo. Si definimos objetivos demasiado grandes los podremos “trocear”, asignando diferentes fechas para ellos.

Sin fecha, no hay acción.

Ahora piensa, los objetivos que te has planteado hasta ahora, ¿eran SMART? ¿Cumplían estas características? ¿Tienes claro cómo definirlos cumpliendo estos criterios?

Aunque hemos enfocado el artículo a objetivos personales, esta tipología es de total aplicación para objetivos profesionales y de empresa ya que ayudará al crecimiento de determinados aspectos en nuestra vida profesional.

Una teoría muy básica que nos ayudará mucho a acabar logrando, o no, lo que nos marquemos en este año 2017 que acabamos de estrenar.

Y tú, ¿estás dispuest@ a definir objetivos realmente efectivos este año?

Si te ha resultado interesante este artículo,  y quieres profundizar en diferentes aspectos sobre Dirección y Gestión de Empresas, Desarrollo de Directivos, Control de Gestión o Dirección de Recursos Humanos, desde el Club de las Buenas Decisiones (#CBD), de la Universidad de Alicante, te ofrecemos varios programas, para profesionales, que podrían interesarte:

Máster en Dirección y Gestión de Empresas.

Programas Executive.

Programa Superior en Control de Gestión.

Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos.

6 comentarios en “Cómo definir objetivos de forma realmente eficiente”