+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
La Dirección General debe inspirar | Jesús Araujo Montahud | Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante

Hoy podríamos empezar lanzando la siguiente pregunta: “En tu empresa, ¿quieres maximizar el beneficio a corto plazo o la riqueza a largo?” Lo realmente interesante, motivador y rentable para una compañía es la segunda opción, y para ello, la Dirección General debe ser una palanca para que toda la organización sea lo que debe ser.

Hace unos años para ganar bastaba con organizarse y tener una visión orientada únicamente a los resultados aplicando el análisis, la síntesis y la racionalización. Pero hoy en día esto nos es suficiente para conseguir unos buenos resultados y garantizar la estabilidad y continuidad de la empresa. Hoy, Para ganar, hay que movilizar todos los recursos, que posee la empresa, hacia un mismo objetivo. Esto significa que la Dirección General debe trasladar la visión estratégica a toda la compañía y en colaboración con el departamento de recursos humanos ha de promover el cambio. Esto traducido al día a día significa que, tras las reuniones con los accionistas debe bajar al “terreno de juego” para trasmitir a sus empleados cuales son los objetivos de la empresa, qué quieren ser y cómo van a conseguirlo. La Dirección General debe generar equipo más allá de los números, y no llegar a convertirse como ocurre en muchos casos “el corre ve y dile”.

El cambio está en nuestro interior, en nuestra mente y en nuestros criterios. Las cosas se crean dos veces, cuando las pensamos y cuando las ejecutamos. (Jesús Araujo)

Pasar de la estrategia a los resultados se lleva a cabo gracias a unos buenos equipos directivos. Para ello, el departamento de Recursos Humanos ha de ser parte de la solución y no del problema. Debe implicarse y trasladar al resto de los departamentos las ideas, pensamientos y reflexiones de la Dirección General, sabiendo cómo, cuándo y a quién comunicarlo.

En los entornos VUCA, como en los que se mueven actualmente todas las compañías, caracterizados por la Volatilidad (Volatility), la Incertidumbre (Uncertainty), la Complejidad (Complexity) y la Ambigüedad (Ambiguity), la Dirección General debe inspirar a los demás, mostrando generosidad mediante la empleabilidad y las competencias de cada uno de sus colaboradores. Por todo ello, aplicando esta nueva lógica, se cambia el paradigma para proyectar lo que la compañía tiene que ser según los siguientes principios:

  • La innovación se convierte en primordial.
  • El servicio al cliente pasa a ser un valor fundamental.
  • Se debe dar prioridad a la calidad sobre la cantidad.
  • Rapidez ante cualquier cambio de producto o de servicio
  • Se requiere flexibilidad de respuesta ante demanda y cambios del entorno.
  • Son fundamentales y muy valorables competencias como integridad, intención, confianza y resultados.
  • Es importante que los empleados cuenten con las siguientes características: polivalencia, adaptación, flexibilidad, movilidad, autoformación y automotivación.
  • No hay ninguna decisión más importante que la selección de personal.

Los equipos directivos deben implantar en las empresas el aprender a transformarse, apoyándose en el departamento de recursos humanos y siendo inspiración para toda la compañía.

Si te ha resultado interesante este artículo, que es un extracto de la clase impartida por Jesús Araujo, Director General de Cegos España. Si te preocupan tus resultados y quieres mejorarlos, si tú y tu empresa queréis pasar de ser buenos a excelentes, puedes encontrar otras muchas materias de tu interés en el Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante. Un programa de profesionales para profesionales.

Todavía no hay ningun comentario. ¡Puedes ser el primero en dejarnos un comentario!

Enviar tu comentario:

Tu email no será publicado.