El sistema Standard Cost en la gestión de costes | Programa Superior en Control de Gestión | PCG - Formación para Empresarios, Managers y Directivos
+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
El sistema Standard Cost en la gestión de costes | Programa Superior en Control de Gestión | PCG

En un entorno tan competitivo como en el que nos encontramos, las empresas deben procurar una eficiente gestión de los costes. 

Para poder gestionar correctamente nuestros costes, necesitamos conocer cómo se obtienen desde un punto de vista interno y el por qué de su composición, así como también considerar la información externa.

No todas las empresas de un mismo sector tendrán una misma estrategia de costes y nos podemos encontrar con múltiples escenarios. Así que, es muy importante ser conocedores de los costes externos de la competencia.

En nuestro entorno, la empresa necesita disponer de la máxima información para la toma de decisiones, y no solo hablamos de conocer los costes directamente imputables al coste final del producto, sino que es necesario tener en cuenta otro tipo de costes a nivel externo, refiriéndonos aquí a Clientes, Proveedores y Mercado

Hemos hablado en numerosas ocasiones de la importancia de clasificar y analizar el comportamiento de los costes ya que esto nos permite tener una adecuada gestión de costes.

Como Controllers, a la hora de emprender una apropiada clasificación de los costes podemos centrarnos en los objetivos que se quieren conseguir:

  • Costes que nos permitan valorar nuestros productos, servicios o trabajos.
  • Costes que nos permitan tomar decisiones.
  • Costes que nos permitan tomar medidas de control.

Existen distintos métodos a la hora de establecer un sistema de cálculo de costes y la principal complejidad va a residir en establecer el método de reparto de los costes. Las empresas pueden optar por repartir todos los costes o solo una parte.

Los modelos que solo reparten una parte de los costes suelen ser bastante mas sencillos, ya que distribuyen solo una parte de los costes y el resto pasa a ser gastos imputados en la cuenta de resultados. Por ejemplo su uso podría ser recomendable para PYMES.

Los métodos de costes totales son de mayor complejidad, pero se pueden desarrollar en cualquier empresa y sus beneficios son mayores.

Para seleccionar el método a utilizar es importante tener en cuenta la precisión necesaria en cada método, el sistema de producción, el tipo de producto y la estrategia de la organización.

Los sistemas de costes son metodologías de trabajo que nos permiten la recopilación de información para la toma de decisiones. Para diseñar el sistema de cálculo de costes más adecuado para nuestra empresa debemos tener claro qué queremos controlar, para qué queremos controlarlo y con qué finalidad. Es decir si es por ejemplo por política de precios, por gestión de compras, producción, ventas o por razones contables. Además, buscaremos la forma óptima de imputar los costes y que el sistema de gestión de costes sea ágil y flexible, permita la toma decisiones y nos suministre la información necesaria, relevante y fiable.

Una metodología muy utilizada es el Standard Cost (costes estándar), que consiste en estimar los costes necesarios de un proceso de producción. 

Enumeramos a continuación las principales características:

  • Los costes estimados son micromodelos de comportamiento de las variables que se desea controlar, desglosándose en ocasiones del conjunto coordinado de provisiones que representa el presupuesto.
  • El coste estándar es la cantidad que debería costar el producto, el servicio o la operación.
  • La contabilidad pasa de ser un sistema de registro de costes históricos a ser un sistema de gestión y control del coste de la producción, y del funcionamiento de las secciones.

Los costes directos en el Standard Cost se analizan por volumen (cantidad) y costes,  mientras que para los costes indirectos se utiliza el presupuesto flexible.

Para realizar el análisis de los costes directos en este sistema es fundamental tener en cuenta la naturaleza de éstos, la materia prima y la mano de obra. Se obtienen multiplicando una cantidad consumida por un precio. 

Mientras que los costes directos varían en función de las cantidades de unidades, los costes indirectos pueden ser variables o fijos. Y ¿cómo presupuestamos los costes indirectos?. La respuesta a esta pregunta sería tomando los costes indirectos como fijos en un nivel normal de producción, pudiendo tomarlos de los históricos o de estudios de capacidades. Esto quiere decir que los costes reales los compararemos sobre estos costes que consideramos estándares. 

Es imprescindible estudiar las desviaciones producidas en el consumo de materias primas y en la mano de obra directa, pudiendo encontrar las siguientes desviaciones:

  1. Desviación en precio. Sería la diferencia entre el precio estándar y el precio real de la producción realmente obtenida, suponiendo constante la cantidad de materia prima utilizada. 
  2. Desviación en cantidad. Nos referimos aquí a la diferencia entre la cantidad necesaria presupuestada y la real, suponiendo constante el precio.

Con este método es fundamental el cálculo de desviaciones entre información estándar y real, ya que podemos encontrar desviaciones en materiales, en mano de obra, en costes indirectos de fabricación, en costes comerciales y / o en costes de administración.

El uso de este sistema presenta ventajas y desventajas. La principal ventaja es que puede ser utilizado para el cálculo del coste del producto, para el control de los costes, y para la toma de decisiones. También permite identificar los recursos que son necesarios y cuándo deben ser adquiridos.

La principal desventaja es que la implementación de un sistema de Standard Cost puede llevar mucho tiempo, y esto se traduce en consumo de recursos. 

Como podemos ver desde Control de Gestión, un sistema Standard Cost es una herramienta para la planificación, gestión y control de costes, así como para la evaluación de resultados.

En el Programa Superior en Control de Gestión de la Fundación Empresa Universidad de Alicante, estudiamos la gestión de costes y las distintas metodologías que existen de la mano de expertos profesionales en ese campo, permitiendo así a los alumnos reflexionar acerca del conocimiento del sistema de gestión de costes que se desarrolla en su compañía y esto a su vez, les permite adquirir los conocimientos necesarios para implementar el mas conveniente.

Si te interesa ampliar tus conocimientos en cualquier área, contacta con nosotros. Te informaremos de todos los Programas que facilitarán tu crecimiento profesional. Aprenderás a tomar decisiones que marcarán tu futuro y el de tu entorno, y formarás parte de el Club de las Buenas Decisiones.

Todavía no hay ningun comentario. ¡Puedes ser el primero en dejarnos un comentario!

Enviar tu comentario:

Tu email no será publicado.